Con banderas argentinas y consignas en contra del vaciamiento de las políticas de Salud que llevan adelante tanto el presidente Mauricio Macri como la gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, los trabajadores y profesionales del Hospital Posadas realizaron este jueves un "abrazo" simbólico al nosocomio ubicado en el oeste del conurbano bonaerense.

El abrazo contó con más de 1200 personas que se acercaron hasta el lugar y fue en reclamo de la reincorporación de los despidos en el Posadas. Se trató de la segunda medida pacífica de protesta, luego de que el miércoles se registrasen 40 despidos, que suman unos 200 en lo que va del año.

Los nuevos telegramas estuvieron dirigidos a profesionales de la salud de neumonología, cardiología, clínica médica, cirugía cardiovascular, pediatría, psicología y farmacia, entre otros.

Como consecuencia de los despidos y el vaciamiento de personal, el Hospital no cuenta más con el área de cirugía cardiovascular infantil, ya que en rechazo a la medida renunció el jefe del área, Christian Kreutzer, junto a todo su equipo.

En conversación con el medio Diagonales, el presidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) del Posadas, Luis Lichtenstein, explicó que, si bien está circulando la posibilidad de que sean 80 los cesanteados, hasta el momento "en la última tanda hay alrededor de 50 profesionales de diferentes especialidades" despedidos.

Además, recordó que en enero fueron cesanteados 120 trabajadores, la mayoría enfermeras especializadas con más de diez años de antigüedad que se habían negado a extender la jornada laboral a diez horas. En abril hubo más de 30, "casi toda la oposición gremial de ATE, enfermeros, personal de neonatología, y coronaria, muchos delegados de nuestros gremios" y que en las últimas dos semanas también echaron a la tesorera y al secretario gremial del CICOP.

Por su parte, según versiones del medio Crónica, en el lugar se vivieron algunos momentos de tensión cuando personal de seguridad del Hospital y efectivos de Gendarmería intentaron impedir el acceso de columnas de militantes de partidos políticos y sociales a las inmediaciones del centro de salud.

Los que sí lograron sumarse al reclamo fueron el Metrodelegado, Néstor Segovia y el diputado del Frente para la Victoria Walter Correa, secretario general del gremio de Curtidores.

 

Walter Correa on Twitter