En Tierra del Fuego, desde el jueves pasado todos los guardapolvos de las escuelas de la provincia deberán llevar bordadas las Islas Malvinas gracias a la Ley Thiago. La norma establece que todos los guardapolvos deben llevar el bordado del lado izquierdo, junto al corazón.

Todo comenzó en abril de este año cuando Thiago Huenchillán, un niño de siete años de Comodoro Rivadavia, Chubut, tuvo una discusión con su maestra. El alumno de 3° grado en la Escuela N° 126 de Kilómetro 8, durante una clase virtual, le refutó a la profesora cuando ella dijo que las Islas Malvinas no eran argentinas. “Sí, sí son argentinas”, aseguró con firmeza Thiago.

“Son argentinas, son argentinas”, continuó repitiendo durante la clase, pese a la negativa de su maestra. “No son argentinas, son de los ingleses porque viven ahí”, le argumentó al chico, que no se quedó conforme con la respuesta obtenida.

La madre de Thiago, en diálogo con Comodoro24, hablo sobre lo sucedido: “Thiago le mostró la portada con las Islas Malvinas pintadas de celeste y blanco, y ella les dice a los niños que las Islas Malvinas no son argentinas. Thiago se la retrucó y le dijo que sí son argentinas”.

Además, el pequeño reconoció que se enojó a raíz del intercambio con la docente y recordó: “Yo le dije que sí son argentinas y después me dijo otra vez lo mismo y yo le volví a decir que sí eran argentinas. No me dijo nada más”.

Luego de que se conoció la historia, un grupo de veteranos de Malvinas se acercaron a saludar a Thiago y le regalaron una banderea. La anécdota luego llegó hasta Tierra del Fuego, donde se propuso que la idea de Thiago se convirtiera en ley.

Por su parte, el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, también celebró la iniciativa del niño y la promulgación de la Ley Thiago en la Legislatura de Tierra del Fuego. “Tu patriotismo tiene premio, Thiaguito. ¡Felicitaciones!”, afirmó a través de su cuenta de Twitter.

Tweet de Juan Pablo Luque