La imagen positiva del macrismo no deja de caer desde diciembre del año pasado, donde empezó una nueva etapa de ajustes que tuvo un primer epicentro en el recorte a jubilados y beneficiarios de la AUH. En 2018, con la corrida bancaria y la devaluación, la situación empeoró. 

En ese contexto, la consultora Synopsis midió qué podría pasar en un eventual ballotage en 2019. Según el estudio, Macri obtendría el 44% y CFK, el 37%. Es una diferencia de sólo 7 puntos y con muchos indecisos. 

Siempre según Synopsis, a ese escenario se llegó luego de confirmarse una nueva caída en la valoración positiva que la sociedad hace de Cambiemos. Sólo el 29% apoya la gestión del macrismo. Además, el 65% cree que el país está peor que el año pasado. 

De este modo, se consolida la tendencia que empezó a fines del año pasado. Además, Casa Rosada sabe que se viene meses aún peores, por el acuerdo con el FMI, la caída de la actividad, la suba de la inflación, el aumento del desempleo y la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores. Si el macrismo creía que tenía ganada la reelección, deberá recalcular ese diagnóstico.