Según un relevamiento de la consultora Analogías, la gobernadora María Eugenia Vidal no queda al margen de la brutal crisis económica que vive el país. A pesar de sus intentos por desmarcarse de la gestión de Casa Rosada, la mandataria sufre una notable caída de su imagen positiva.

Según el estudio, Vidal tiene una imagen negativa del 49%, que es igual a la positiva. Hace unos meses, tenía un diferencial positivo de más de 50 puntos. Desde las elecciones del 2017, la apreciación negativa viene subiendo rápidamente, desde el 29%, en octubre de 2017, hasta el actual 49%.

En el mismo sentido, crece la desaprobación de la gestión de Cambiemos en la principal provincia de Buenos Aires. El 52% rechaza su administración. Es imposible separar esos números negativas de la crisis por el dólar.

En relación al programa económico macrista, el 67% de los bonaerenses se manifestó en desacuerdo con las medidas tomadas adelante por el oficialismo en las últimas semanas. Solo el 20% opinó a favor. Es evidente que el programa de Cambiemos encuentra rechazo también entre los propios votantes macristas.

Por último, los consultados aseguraron no tener dudas cuando se pregunta sobre quiénes serán los afectados por las medidas macristas. Para el 70% se verán afectados los trabajadores y los jubilados. Esas cifras están en sintonías con las que dan cuenta de las expectativas a futuro, que se encuentran en el nivel más bajo: para el 62% la situación estará aún peor en el mediano plazo. Todas malas noticias para Cambiemos.