Primereando las Noticias fue hasta el “ruidazo” que enfermeros y enfermeras de la Ciudad nucleados en la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) realizaron en reclamo de mejora salarial y la inclusión del sector dentro de la Carrera Profesional Ley 6035. La “caravana” comenzó en Plaza Francia y fue hasta la casa de Horacio Rodríguez Larreta, donde un operativo de seguridad custodió la entrada del edificio donde reside el Jefe Porteño.

Al comienzo de la manifestación, la referente de ALE Carolina Cáceres, explicó: “estamos pidiendo lo obvio, reconocimiento como profesionales de la salud, que somos. Y un reconocimiento salarial porque nuestros salarios están congelados y fuera de lugar. Estamos cobrando la mitad que el resto de los profesionales de la salud”, planteó y exigió un piso de 80 mil pesos para enfermeros y enfermeras de la Ciudad.

Tiempo después, los trabajadores de la salud marcharon hasta Tagle y Libertador, donde reside el jefe porteño. Allí, se encontraba un operativo de la policía de la Ciudad que custodió durante toda la manifestación la entrada del edificio.

A metros, la delegada del Hospital Ramos Mejía Andrea Ramírez, alertó “con el tema de la pandemia estamos expuestos, por ser la primera línea, al contagio y a la muerte”. Además, señaló que la marcha hasta el domicilio de Larreta se debe a que “fuimos a la legislatura a llevar un petitorio y los reprimieron, fuimos a la Jefatura de Gobierno dos veces y nos ningunearon, no nos atendieron. Entonces vinimos a la casa a que nos escuchen porque estamos rabiosos”.

Por último, Primereando dialogó con el enfermero del Hospital Gutiérrez Jorge Sierra, que detalló que a partir de la pandemia cambio “totalmente” el trabajo en los Hospitales porteños. Producto del riesgo de contagio, “bajó la cantidad de enfermeros porque mucho son de alto riesgo, muchos se contagiaron, en estado grave, con secuelas gravísimas”, multiplicando las tareas.

Además, exigió “nos tenemos que movilizar porque nos ignoran totalmente”, agregó y denunció que el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, “se fue el otro día al Hospital Gutiérrez nos prometió una reunión y nada. Nos dio un mail que no atiente, que está muerto, un teléfono que nadie atiende. La verdad que nos mintió en la cara”, lamentó.