Ayer, 18 de marzo, la jueza federal María Servini de Cubría citó a declarar a indagatoria a Fabián Rodríguez Simón, el polémico asesor judicial de Mauricio Macri, en una causa por asociación ilícita, vinculada a las presiones que recibió el Grupo Indalo durante el gobierno de Macri. Se investiga la existencia de una supuesta "mesa judicial macrista". 

En el marco de la causa, la jueza hizo una pericia sobre el teléfono de Rodríguez Simón y encontró una enorme cantidad de llamadas del operador macrista con jueces de la Corte Suprema, hombres de Clarín, el ex ministro de Justicia, Gustavo Garavano, entre otras irregularidades. 

En este expediente en particular, Servini de Cubría analiza las gestiones que realizó Rodríguez Simón para articular la persecución mediática, fiscal y judicial a las empresas del Grupo Indalo, que entre otras empresas, conducía C5N, opositor al gobierno de Cambiemos. De ahí que el foco central de la investigación son las llamadas que mantuvo Rodríguez Simón con Alberto Abad, el entonces titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, que impulsó desde el organismo una denuncia por evasión tributaria a Oil Combustibles, empresa central en la economía del Grupo Indalo, y a Leandro Cuccioli, titular de Unidad de Información Financiera, querellante en gran parte de las causas de “corrupción” que eran menester para la política judicial de Mauricio Macri. Esas conversaciones existieron y son en gran medida las que complican a Rodríguez Simón de cara a la indagatoria. Además de contactos con Ignacio Rosner, el supuesto comprador que iba a tener C5N, cuando ya sus dueños estaban presos en Ezeiza. Todo este andamiaje, ahora sustentado por aceitados conversaciones telefónicas, son las que sustentan la indagatoria, reseñó AGENCIA PACO URONDO.  

Sin embargo, la causa pone sobre la mesa pruebas sobre la existencia de una "mesa judicial macrista", que articulaba los ataques contra dirigentes o empresarios opositores al gobierno de Macri. Por ejemplo, Rodríguez Simón habló 59 veces con Carlos Rosenkrantz, actual presidente de la Corte Suprema de Justicia, entre 2016 y 2018. Según trascendió a la prensa, hay decenas de llamadas a otros jueces de la Corte Suprema y también a directivos de Clarín. Escándalo.