Escándalo: el conductor Tomás Méndez de C5N mostró los chats entre los agentes de inteligencia involucrados en la causa del espionaje macrista y el operador mediático Luis Majul. En varias conversaciones, que son parte de la investigación, queda en evidencia la relación entre el ex conductor de La Cornisa y el ex agente Alan Ruíz, uno de los cabecillas de la banda. ¿Majul podría tener problemas legales?

Según el informe de C5N, en los chats entre los agentes que eran parte de la mafia de AFI, a Majul se lo apodaba “el agente Pirincho” y trabajan junto a él en la producción de su programa, La Cornisa, que se trasmitía los domingos por América; junto a otros 15 empleados del Estado. 

Mientras mostraba varios fragmentos de conversaciones, queda a la vista que Ruíz y sus compañeros se encargaban de poner al aire cada operación periodística. Una de ellas, fue en el caso de Santiago Maldonado.

También, los agentes participaron de forma activa en el programa que Majul preparó contra el dirigente sindical Pablo Moyano, a quien acusó de ordenar la pegatina de afiches en su contra por su relación con el poder judicial y con Julio Conte Grand. En las conversaciones, los agentes intercambian información sobre el trabajo de inteligencia que llevaban a cabo para descubrir quién estaba atrás de los afiches.

Hasta el momento, Majul no se refirió al escándalo que promete llegar muy lejos. ¿Hasta la Justicia? Por una situación similar, el periodista de Clarín, Daniel Santoro, fue incluido en una causa por extorsión. ¿Qué pasará con Majul si se comprueba que formó parte de un entramado mafioso que espiaba y operaba sobre dirigentes opositores?