El juez federal de Santa Fe Reinaldo Rodríguez tiene en sus manos una causa bomba que involucra al presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Horacio Rosatti, por supuesto enriquecimiento ilícito. Un testigo aseguró que durante 4 años le llevó sobres con plata a su casa. Escándalo. 

La denuncia en cuestión, según la resolución de Rodríguez, sostenía que “determinados funcionarios” de la administración municipal que encabezaba el ex intendente de Santa Fe Martín Balbarrey (período 2003-2007) “debían desprenderse de parte importante de su sueldo para afectarlo a un fondo de dinero cuyo destinatario y beneficiario” era Rosatti, que en aquellos tiempos se desempeñó como procurador general de la Nación y luego como ministro de Justicia de la Nación de la gestión presidencial de Néstor Kirchner.

Una primera denuncia sobre el tema se había presentado en Buenos Aires y fue archivada. Pero luego se presentó otra en Santa Fe, a partir de que trascendiera que quien era señalado como el encargado de llevar los supuestos envíos de dinero a Rosatti, el ex chofer de Balbarrey, Carlos Vera, habría sido forzado a firmar una declaración que favorecía al actual juez de la Corte en una escribanía de la capital provincial, reseñaron medios provinciales. 

Pero Vera ratificó ante la Justicia que, durante el término de cuatro años, realizó todos los meses entregas de sobres con dinero al ahora presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti.

Según el testimonio del involucrado "fui chofer del ingeniero Martín Balbarrey y por orden de su secretaria privada, me daba un sobre con dinero que yo lo llevaba al domicilio del Dr. Rosatti todos los meses”.

“El domicilio al que yo llevaba el dinero quedaba en Urquiza, casi llegando a Lisandro de la Torre, como yendo hacia el sur, en la vereda izquierda. El sobre lo recibía a veces un empleado y a veces él. Eso sucedió durante cuatro años, todos los meses. No sé de dónde venía ese dinero. El sobre estaba cerrado, pero me daba cuenta que era dinero, no tengo dudas”, detalló.