En silencio y sin repercusión mediática nacional, avanza en San Juan una denuncia por violencia de género contra el diputado del PRO Eduardo Cáceres. La Justicia ya le puso una perimetral y no puede acercarse a menos de 300 metros de la denunciante.

La causa está ahora en manos del Juez Federico Rodríguez, del Cuarto Juzgado Correccional. La denunciante es Gimena Martinazzo, quien aseguró que las amenazas vienen desde hace unos años. 

"Yo siempre le decía que lo iba  a denunciar para que cortara con los mensajes violentos y me animé a hacerlo porque mi hija me vio en un mal estado. Sinceramente, ella me dijo que si no lo denunciaba, lo iba a denunciar ella. Yo le decía que no porque no era tan fácil, yo vivo de esto (la política) y él me amenazaba con sacarme del cargo de dirigente, pero yo ahora no ocupo ninguna función pública", describió. 

"He tenido muchísimo apoyo de mujeres de otros partidos políticos, como así también me llamó la atención la adhesión de las mujeres de otras provincias", insistió la denunciante. 

Por el momento, el caso no tuvo repercusión nacional ni mereció tratamiento en el Congreso nacional. De avanzar la causa, Cáceres podría ser suspendido o echado por violento.

Ahora, se conocieron mensajes que Cáceres le mandaba a Martinazzo, que denunció ser hostigada por chat, además de violentada. "No sos mujer eres una muñeca inflable para tirar mi leche”, le escribió el diputado macrista en uno de los mensajes, según reprodujo La Política de San Juan.