El abogado Alejandro Rúa realizó una nueva presentación ante Naciones Unidas para pedir su intervención por el espionaje masivo a letrados y sus clientes en la cárcel de Ezeiza durante el gobierno de Mauricio Macri. 

Rúa apeló al Relator Especial sobre la independencia de magistrados y abogados, Diego García Sayán, luego de que el juzgado a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi diera cuenta a través de un nuevo documento que la AFI cambiemita escuchó de manera ilegal y masiva las conversaciones de los presos políticos kirchneristas y sus defensores. Nunca antes en la historia del país, un gobierno democrático llevó adelante un sistema de escucha ilegal a rivales políticos. Gravísimo. 

En diálogo con El Destape, Rúa explicó: “La importancia de llevar el caso ante el Relator Especial de Naciones Unidas es que su materia es la de asegurar la independencia del desempeño funcional no solo de jueces y fiscales sino también de los abogados. Y es muy seria esta interferencia masiva de los derechos de confidencialidad de las comunicaciones que se hizo durante meses, incluso años, de personas privadas arbitrariamente de su libertad”.