La conductora de TV Viviana Canosa volvió a quedar en el centro de la polémica al iniciar una campaña contra la vacuna contra el coronavirus. Hace unos meses, había tomado en vivo Hidróxido de cloro, porque evitaba el contagio. Unos días después, un chico murió por la ingesta de esa bebida en Neuquén. 

Ahora, Canosa se manifestó en redes sociales contra la vacuna rusa, luego de que se informara que Argentina compró 25 millones de dosis. "Yo no me vacuno", aseguró la mediática. 

Lo insólito del argumento de Canosa es que cuestiona la vacuna Sputnik porque duda de su efectividad. Sin embargo, no tuvo ningún pudor en tomar cloro en vivo a pesar de que no existe ningún estudio científico que demuestre que sirve contra el coronavirus (todo lo contrario). Esa situación quedó demostrado cuando un chico murió en Neuquén luego de tomar esa bebida que está prohibida en el país para consumo personal.