El secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto, declaró en la causa que investiga un supuesto espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos. Intentó despegarse de la exfuncionaria de casa de gobierno Susana Martinengo, otra de las imputadas del caso de espionaje ilegal. Martinengo recibía las carpetas de la inteligencia ilegal. 

En su breve declaración, Nieto evitó responder preguntas ni aclaró por qué no tienen nada que ver con Martinengo. Existen chats que dan cuenta de, al menos, una relación bastante aceitada. ¿Era Nieto el contacto entre las carpetas de inteligencia y Macri?

“Le pido que sean justos e imparciales. Sepan que la estoy pasando muy mal con esto, me estoy comiendo un garrón enorme con algo en lo que no tengo nada que ver“, fueron las palabras con las que Nieto cerró su acto de indagatoria vía zoom ante el juez Juan Pablo Augé.