Reapareció Antonio Horacio Stiuso, el histórico hombre fuerte de la ex SIDE y pidió ser querellante en la causa por el espionaje ilegal desplegado desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri. También habría sido espiado.

Según Stiuso, se enteró a través de las redes sociales de que Diego Dalmau Pereyra, que fue director de Contrainteligencia de la AFI macrista, tenía su legajo personal como ex agente de inteligencia. Pero no se queda ahí: apunta directamente a sus jefes, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

El escrito que presentó Stiuso ante el juzgado del juez Juan Pablo Augé dice que quiere ser querellante ante “el hecho de que se haya revelado un plan sistemático para concretar acciones de inteligencia sobre un sinnúmero de personas y que esas acciones hayan estado desplegadas (en forma descontrolada) por agentes del servicio de inteligencia del Estado, y que entre las víctimas de ese espionaje genérico aparezca el suscripto”.