En medio de la crisis sanitaria que está paralizando la economía el Gobierno sigue con su esquema de anuncios por sectores. En este caso, los anuncios fueron seis y estuvieron centrados en los sectores más postergados. Una gran noticia en medio del coronavirus. 

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anunció que se implementará un bono de $3.000 para perceptores de planes sociales (Hacemos Futuro y Salario Social Complementario) más un banco de materiales para pequeñas obras en el barrio. Asimismo, habrá un refuerzo presupuestario a comedores escolares y comunitarios para migrar a un esquema de viandas y se llevarán adelante un cambio en la modalidad de entrega de la tarjeta alimentaria, que ahora se recibirán a través del correo.

Además, también se anunció que el bono alcanzará a los que cobran la AUH y la jubilación mínima. La medida busca proteger a los sectores más postergados y alentar el consumo local, ya que se tema que la recesión que dejó el macrismo se profundice por la pandemia.  

En la misma conferencia, el titular de Desarrollo Social también aseguró que se modificará el mecanismo de entrega de la tarjeta alimentaria. Hasta ahora, fueron entregadas 1.100.000 tarjetas con modalidad presencial, por lo general en clubes o espacios grandes. "Para evitar grandes aglomeraciones de personas, la tarjeta alimentaria será entregada únicamente por el correo. Vamos a generar un sistema de validación de datos y domicilios que será anunciado mañana, de manera que el correo pueda llevar la tarjeta a cada domicilio”, explicó Arroyo.

“Las medidas tienen que ver con la población más pobre, el 40% de informalidad laboral, los que tienen claramente fuertes dificultades en un parate económico y tienen necesidad de asistencia alimentaria”, agregó.