Esteban Bullrich  muestra los detalles de la comunicación telefónica que mantuvo con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tras confirmar su cuadro de ELA.

"Me llamó. Yo me emocioné hablando con ella. Hablamos de la fe, lo importante que es la fe para crecer en todo momento", indicó el legislador durante la entrevista que encaró con María O'Donnell y Ernesto Tenembaum.

La ELA es una condición que limita la vida en forma progresiva y que puede afectar el caminar, el habla, la deglución y la respiración. Sin embargo, no todos los mismos tiempo necesariamente les suceden a todos y es poco probable que todos ellos se desarrollen al, o en algún orden específico.

Si bien no existe actualmente una cura, los síntomas pueden ser manejados para mejorar la calidad de vida.

El senador de Juntos por el Cambio confirmó su caudro vía redes sociales a fines de abril.

"Es difícil transmitir noticias dolorosas, pero compartirlas es aliviador. Después de varios meses empleados médicos y haciéndome todos los estudios necesarios, finalmente dimos con un diagnóstico sobre mi condición. Tengo Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad que provoca parálisis muscular y que es lo que me afecta el habla ", lamentó el exministro de Edcuación.

“Cuando uno se entera que está enfermo de una enfermedad como la ELA, pasás por etapas”, relató el funcionario y afirmó que en una de esas fases tuvo "mucha angustia".

Bullrich expresó una de las cosas que más le dolió: “¿Qué me pierdo? Que no voy a poder entrar a mis hijas a la Iglesia, por ejemplo. Esa es la primera reacción”.

“Transitar el enojo me costó más que la angustia. Porque no le encontraba la vuelta. Ahora estoy en paz”, manifestó.

Fuente: Política Argentina, Ámbito