La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, aseguroó que no se descarta la aplicación de una tercera dosis contra el Covid-19 como forma de refuerzo.

"En Argentina no es aún una medida concreta y agosto es el mes de las segundas dosis", dijo la titular de la cartera sanitaria, aunque no se descarta que algunos grupos podrían recibir una aplicación más de refuerzo.

La titular de la cartera sanitaria explicó que “hay países que inocularon con vacunas con una eficacia más baja y que ahora tienen la necesidad de pensar en algún refuerzo donde se ve que siguen teniendo un número importante de casos e internaciones”. Argentina utiliza vacunas con alta efectividad y no transita el mismo contexto.

Sin embargo, “las vacunas para enfermedades respiratorias no generan inmunidad para prevenir el 100% de la infección, y tampoco tienen una duración tan larga en el tiempo”, argumentó Vizzotti en declaraciones a C5N, por lo que indicó que "a una población estratégica seguramente haga falta dar un refuerzo”.

La población prioritaria para la aplicación de vacunas es la compuesta por los mayores de 60 años y las personas con comorbilidades que constituyen factores de riesgo ante la infección. La tercera dosis se aplicaría después de la etapa de adolescentes de 12 a 17 años priorizados y en general, y después de la aplicación de segundas dosis. Esta semana habrá una reunión de una comisión nacional de inmunizaciones donde se debatirá la iniciativa.

La ministra afirmó que las "vacunaciones periódicas siempre estuvieron en agenda" sobre todo en "los mayores de 60 años, cuyo sistema inmune va involucionando”.

"Casi el 60% de la población inició el esquema (de vacunación, lo que implica haber recibido la primera dosis), y en mayores de 18 eso está superando el 80%, y cuando uno lo ve en mayores de 50 está superando el 90%", repasó Vizzotti a modo de balance, para luego plantear que el objetivo del Ejecutivo para finales de este mes es "llegar al 60 por ciento de los mayores de 50 años con dos dosis".

"Nosotros esperamos que vamos a superar eso (llegar al 60% de los mayores de 50 vacunados con dos dosis), tenemos la expectativa de superarlo, porque con el esquema completo a fin de agosto es un escenario en el que las internaciones (en terapia intensiva) y las muertes tienen que disminuir", remarcó la titular de la cartera de Salud.

Acerca de ese objetivo en particular, consultada sobre la cantidad de personas que deberían ser inmunizadas en lo que resta de agosto para poder alcanzarlo, Vizzotti puntualizó que "faltan 2,3 millones de personas", y luego se mostró confiada en que se podrá llegar a la meta en base al ritmo que adquirió la vacunación ("de 8 millones, casi 9, de dosis por semana").

La titular de la cartera de Salud se refirió a las aperturas sostenidas y progresivas en materia sanitaria que se pusieron en marcha con el último DNU 494/2021 y advirtió que no significan "que se terminó la pandemia" sino que implican "un punto de inflexión y una nueva etapa", a la que se pudo arribar por el avance de la campaña de vacunación y tras "10 semanas de descensos de casos y 8 semanas de descenso de internaciones en terapia y muertes".

La funcionaria insistió en "el cambio de escenario" de la Argentina ante la pandemia, remarcó que las flexibilizaciones se deben a un factor "meramente sanitario" y, para eso, volvió a describir resultados del plan vacunatorio, como las "casi 42 millones de dosis recibidas, con más de 34 millones de dosis aplicadas, con 26 (millones de) primeras dosis y 8 millones y medio de segundas dosis".