Este mes el organismo deberá analisar si desembolsa los más de 5 mil millones que restan del acuerdo con el gobierno de Mauricio Macri. Por su parte, Cambiemos lo espera pero los países europeos empiezan a oponerse. 

El periodista Tomás Lukin reveló en Página 12 que Italia, Suecia y Holanda encabezan la embestida de socios europeos que quieren frenar el giro del FMI a la administración de Mauricio Macri. Proponen postergar la decisión para después de las elecciones generales del 27 de octubre en la que nuestro país elegirá Presidente. 

Al creciente escepticismo entre los representantes europeos se contrapone la posición de Estados Unidos. El principal accionista del FMI mantiene, por ahora, su respaldo al programa.

Según el mismo portal, los técnicos del organismo multilateral de crédito revelaron que el Banco Central y el Palacio de Hacienda analizaban poner en marcha un esquema de regulaciones cambiarias mientras que al menos tres directores manifestaron su rechazo a habilitar el siguiente tramo del préstamo.

Los socios europeos usan esas medidas para oponerse, ya que s expresan la posición de los países con experiencias traumáticas recientes como Ucrania.

Las posiciones más duras contra la continuidad de los desembolsos fueron realizadas por los directores de Italia, Suecia y Holanda, aunque son cada vez más los miembros que exponen sus interrogantes. Los tres miembros que representan a un total 29 países y suman el 12,85 por ciento de los votos en el organismo proponen postergar la evaluación del próximo desembolso hasta el recambio presidencial.