"Voy a hacer todo lo posible por pacificar Bolivia. Renuncio a la candidatura aunque yo estaba habilitado para presentarme como candidato a Presidente. No estoy haciendo un reclamo. Digo que renuncio para que no haya más muertos, ni más agresiones", aseguró Evo Morales desde su exilio en México.

El presidente desplazado por el golpe de estado señaló: "Busco la unidad y la pacificación. Así se lo dije a nuestras bancadas. Les anuncié que por esta vez renunciaríamos Álvaro y yo a las candidaturas a la presidencia y la vicepresidencia".

"Mucho desearía volver a Bolivia. Pero quiero que sepan que desde el Norte nos informaron que Estados Unidos no quiere que yo vuelva a Bolivia. El gobierno golpista tampoco lo quiere. Pero por más que sea un gobierno de facto, debe garantizar la vida no solo de Evo sino de todos", advirtió Morales.

Por otro lado, el exmandatario podría seguir los pasos de sus hijos y pedir asilo en nuestro país: "No lo descarto. Quiero estar más cerca de Bolivia. El hermano y la hermana Fernández siempre me cooperaron. Nunca me abandonaron. Tengo muchos buenos recuerdos de cuando la hermana Cristina era Presidenta".

Para Evo, el golpe de estado fue motivado porque "no aceptaban nuestra política económica y nuestros programas sociales". "No aceptaban que los indígenas y los movimientos sociales cambiáramos Bolivia como empezamos a hacerlo", enfatizó.

Sobre la convocatoria a nuevos comicios, el exmandatario manifestó: "El tema de la Ley de Garantías todavía no se terminó de consensuar pero nuestra bancada espera que la Asamblea la apruebe y que la autonombrada Añez la promulgue. Esa ley garantiza las nuevas elecciones y sería un instrumento muy importante para pacificar Bolivia. Después habrá que buscar programas para reconciliar al pueblo boliviano".

Fuente: El País Digital, Página 12