Sebastián Iglesias, un técnico contratado por la AFI, declaró ante la justicia que realizó el cableado para la instalación de tres cámaras de seguridad en la unidad penitenciaria Melchor Romero de la Plata, donde para ingresar tuvo que falsear su identidad con documentos y nombres falsos y presentarse como personal de una empresa "contratada por el ministerio".

La fiscal Cecilia Incardona le consultó sobre que ministerio se trataba e Iglesias aseguró que no sabia porque "esas cosas no se preguntaban, solo se seguían órdenes" del organismo que condujo Gustavo Arribas durante el gobierno de Macri.

"Nos hicieron dar datos falsos. Ni nombres supuestos ni reales, nos hacían inventar un DNI. Entrábamos como una empresa que hacia instalaciones de cámaras , nunca como personal de la AFI, nos presentábamos como una empresa contratada por el ministerio", declaró via Zoom ante el juez de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé. 

Según explicó, el cableado se hizo en los techos del pabellón, se instalaron micrófonos en tres celdas y además se preparó otra habitación que pensaba que sería la "sala de visitas".

Iglesias comenzó a trabajar en la AFI en 2016 por recomendación de Diego Dalmau Pereyra , ex director de contrainteligencia, y también relató que participó de la compra de las cámaras y del proyecto para la instalación de las mismas en la alcaidía de Melchor Romero.

La labor del imputado dentro de la AFI era la de mantenimiento de los dispositivos que se usaban para los operativos además de la compra de algunos elementos necesarios para esos equipos.

La declaración forma parte del tramo de la causa que investiga el espionaje en las cárceles donde estuvieron detenidos exfuncionarios del kirchnerismo y empresarios, bajo órdenes de la AFI y en conocimiento de encumbrados funcionarios del Ejecutivo que encabezaba  Macri.

Fuente: Data Diario