A partir de una investigación de una organización ambiental que demostró las consecuencias de las fumigaciones en la salud de las personas, la justicia dictó para Exaltación de la Cruz y prohibió las pulverizaciones cercanas a la población.

Al igual que en Pergamino, en donde la semana pasada la Justicia Federal impuso un límite de tres mil metros para las fumigaciones, ahora en Exaltación de la Cruz la Cámara de Apelaciones Civil y Comercial de Campana falló a favor de una organización ambiental que pedía una distancia mínima de mil metros para las fumigaciones terrestres, en relación a la planta urbana y la población en parajes rurales.

“Lo que se pedía era la protección para todo el partido de todas las fumigaciones, porque no estaban dadas las condiciones y sobretodo ponen en peligro las escuelas rurales”, explicó Anabel Pomar, una de las integrantes de la organización ambiental Exaltación Salud en una entrevista con el portal Infocielo.

La justicia se basó en la documentación y los antecedentes que este grupo de ambientalistas le entregó en relación a los daños hacia la salud de las personas que estaba causando las fumigaciones y de cómo un primer fallo se estaba incumpliendo por parte de productores y el propio municipio a cargo de Adrián Sánchez (Vecinalismo).

Ahora, la nueva resolución de la justicia se suma a la de marzo pasado en el cual Exaltación de la Cruz se convirtió en el municipio número 13 en prohibir completamente toda fumigación aérea. Es decir, una localidad en donde la pelea contra los efectos negativos de los agroquímicos se viene ganando, a contramano del resto de los municipios. 

“La justicia considera que la desprotección era real y por eso falló a favor de nuestro reclamo”, agregó Pomar, quien destacó la ayuda desinteresada de los abogados de la Red de Pueblos Fumigados.