El Gobierno decidió extender hasta fin de año la vigencia de la doble indemnización, el mecanismo que penaliza los despidos sin causa y que rige desde diciembre del año pasado.

De esta manera el gobierno responde a un reclamo formulado el mes pasado por la CGT ante el inminente vencimiento de la medida.

La prórroga se dará a conocer en las próximas horas a través de un decreto de necesidad y urgencia que regirá en paralelo con la prohibición de despidos y suspensiones, vigente hasta fin de julio.

Con esta medida el gobierno busca por un límite a los despidos y sobre todo a las cesantías indirectas, en las que el empleador, en lugar de enviar un telegrama, intenta forzar la desvinculación con el incumplimiento de sus obligaciones hasta hacer que el trabajador se considere despedido.

Se trata del atajo más habitual detectado por el Ejecutivo junto con los supuestos acuerdos de retiros voluntarios, considerados un fraude laboral.

Fuente: Portal de Noticias