Familiares de los tripulantes del ARA San Juan emitieron un contundente comunicado en el que solicitaron que se deje sin efecto la convocatoria realizada por referentes de Juntos por el Cambio (JxC) para acompañar en el juzgado de Dolores la declaración del expresidente Mauricio Macri en la causa por presunto espionaje ilegal. El macrismo contrató 400 colectivos para llevar militantes y tratar de presionar sobre los magistrados. 

“En virtud de la convocatoria política que está realizando JxC por distintos medios, en un supuesto apoyo al expresidente Mauricio Macri para el jueves próximo a tenor de su citación a declaración indagatoria ante el juzgado federal de Dolores, les rogamos que por respeto no lo hagan”, afirmaron en el texto difundido por la querella que agrupa a once familias y encabeza el abogado Luis Tagliapietra, padre de unos de los tripulantes. Durante el hundimiento del ARA San Juan murieron 44 personas. 

En ese marco, piden además que “respeten a la justicia y a los 44, que no hagan lo que repudiaron de otros ex funcionarios. Los familiares allí estaremos para escuchar lo que (Macri) tiene para decir, como siempre sin banderas políticas”.

Macri fue citado para el próximo jueves a declaración indagatoria por el juez federal subrogante de Dolores Martín Bava, quien investiga maniobras de espionaje a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan durante su gestión al frente de la Casa Rosada.

En este expediente ya fueron procesados los exdirectores de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Cambiemos, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, a quienes el juez señaló como responsables de haber realizado maniobras de espionaje "a sabiendas de que estaban prohibidas por ley".

Esta causa se inició hace más de un año a partir de una denuncia formulada por la actual interventora de la AFI, Cristina Caamaño, luego de que dentro de ese organismo fueran halladas las pruebas del supuesto espionaje almacenadas en tres pendrives.

El caso comenzó a investigarse en Mar del Plata con la intervención del fiscal Daniel Adler que, cuando le dio impulso a la pesquisa, detalló que la denuncia apuntaba, principalmente, a Arribas y Majdalani, y al propio expresidente Macri.