La medida será para aquellos que hayan regresado a la provincia y deban cumplir con el aislamiento obligatorio de 14 días. El gobernador aseguró que lo hará para que “todos los vecinos sepan que esa familia está cumpliendo el aislamiento y no pueden salir”. Con la medida "busca que la sociedad ayude a controlar".

Desde que comenzó la cuarentena obligatoria, el gobierno de Jujuy que conduce el radical Gerardo Morales tomó medidas estrictas para frenar el avance del coronavirus en la provincia. El gobernador se encargó de llevar adelante la comunicación en cada una de las decisiones adoptadas. Fue uno de los primeros en anunciar la utilización del barbijo o tapabocas en forma obligatoria y en cerrar las fronteras provinciales para bajar la circulación de posibles infectados", reseñó Infobae. 

En una reunión con el Comité de Emergencia (COE) que tuvo hace dos días, Morales explicó cuáles son las medidas que tomará de ahora en adelante con los jujeños que estaban en otras provincias y decidieron regresar a su lugar de origen para cumplir la cuarentena. En la actualidad, todo aquel que llega a Jujuy debe cumplir la cuarentena obligatoria de 14 días en un hotel. Pero en los próximos días esa modalidad cambiará ya que el gobierno provincial les dará la posibilidad de cumplir el aislamiento en sus casas.

Sin embargo, la decisión de marcar las casas de posibles infectados puede alentar situaciones de violencia entre vecinos. Es una medida extrema que no se tomó en ninguna parte del mundo.