A raíz de la crisis que atraviesa el sector, la producción nacional de vehículos se ubicó en las 25 mil unidades en febrero de este año, una caída del 30% con respecto a las 39 mil unidades que se fabricaron en el mismo mes de 2018.

Entre las causas de la crítica situación del sector automotriz, se encuentran la caída de las ventas en el mercado interno junto a la disminución de las exportaciones, que se redujeron en 15 mil unidades menos enviadas al exterior, en especial por la crisis que también está sumergido Brasil, el principal comprador de nuestro país.

Durante el mes de febrero, las terminales que fabrican los vehículos suspendieron más de 7 mil trabajadores del sector. El caso más reciente sucedió en Peugeot, donde la automotriz anunció la suspensión más de mil operarios en su fábrica de El Palomar.

Según datos oficiales, en los dos primeros meses de 2019 se registró la producción más baja en 13 años. Hay que remontarse al 2006 cuando en ese momento las automotrices fabricaron solamente 12 mil unidades.  

En enero, las ventas tuvieron una contracción del 53% en relación al año pasado, uno de los registros más bajos de las últimas dos décadas.