El canciller Felipe Solá dejó hoy sin efecto el traslado al exterior de cinco funcionarios diplomáticos que su antecesor, Jorge Faurie, había dispuesto luego de que el expresidente Macri perdiera la elección presidencial del 27 de octubre.

En un comunicado oficial, Cancillería informó esta decisión y recordó el pedido que el presidente Alberto Fernández, días antes de asumir, le hizo a Faurie mediante una carta. En la misiva, solicitó "con efecto inmediato" que se suspendan "las designaciones y desplazamientos de funcionarios a Embajadas, Representaciones y Consulados, y que se abstuviera de realizar nuevos nombramientos".

En la carta, se especificó que esas designaciones generaban "condicionamientos a la gestión futura". Este pedido fue denegado argumentado que se trataba de un número reducido de funcionarios en el marco de una modalidad habitual de la Cancillería.

Ante la posición negativa del antiguo Gobierno, y "en el marco de las competencias establecidas en el artículo 54 de la Ley del Servicio Exterior de la Nación, Nº 20.957 y sus modificatorias, se considera pertinente dejar sin efecto los traslados mencionados", informó hoy la Cancillería.

El ahora excanciller macrista buscó avanzar con total de 27 traslados, cada uno de ellos con un costo US$50.000 y, en paralelo, apostó por conseguir 65 ascensos a lugares claves de la diplomacia argentina.

Fuente: El Destape