El ministro de Relaciones Exteriores participará el próximo 8 de enero de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en México.

Felipe Solá tendrá su debut como canciller argentino en el exterior, acompañado entre otros por el embajador local, Carlos Tomada, y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme. 

El evento en cuestión será la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que a partir del 8 de enero en el Distrito Federal se desarrollará en suelo azteca. 

Lo cierto es que si bien se trata de una plataforma que desde lo sustantivo no ha tenido grandes avances en los últimos años, desde lo simbólico, el foro multilateral se presenta como síntoma de los intereses y prioridades que Alberto Fernández busca dar a América Latina. 

En esta línea, es importante resaltar que fue el propio Solá quien hace algunas jornadas recibió a todos los bloques de la delegación argentina al Parlamento del Mercosur.

El arribo de Fernández ya dejó en claro esto último, chocando así con la idea de “cambio” heredada del macrismo.

En esto, el mandatario entiende prioritario el rol del Ministerio, al cual además de las Relaciones Exteriores y Culto, se le agregó el caso del Comercio Internacional. 

“Nuestra Cancillería estará concentrada en conquistar nuevos mercados, motorizar exportaciones, generar una activa promoción productiva de inversiones extranjeras directas, que contribuyan a modificar procesos tecnológicos y a generar empleo”, marcó Fernández. 

El Presidente marca que en la búsqueda de integrarnos de manera inteligente a la globalización, América Latina es percibida como un “hogar común”, pero tratando de sobreponerse a las sintonías políticas post “progresista” y planteando la siempre deuda pendiente de construir cadenas de valor y profundizar el comercio intrarregional. 

Fuente: Infonews, Filo News