A pocos días de que Jair Bolsonaro disparara nuevas críticas contra el gobierno de Alberto Fernández, el canciller argentino se reunirá en el palacio presidencial del Planatto, en Brasilia, con el líder de la ultraderecha brasileña.

Se tratará de un encuentro privado que busca dejar atrás los cortocircuitos y avanzar en la abultada agenda bilateral. Si Solá logra su misión, llegará entonces el momento de un encuentro bilateral entre ambos mandatarios.

Antes de la visita a Bolsonaro, Solá se verá con su par del vecino país, Ernesto Araújo.

Las rispideces entre Alberto y Bolsonaro vienen de los meses de campaña electoral en Argentina, cuando el jefe del Estado brasileño llamó a votar por Mauricio Macri y cargó contra el presunto tinte "populista" de Fernández, a quien acusó de querer llevar a nuestro país "a ser una nueva Venezuela".

Otro episodio de la grieta entre ambos fue la ausencia de Bolsonaro en la asunción presidencial de Alberto el 10 de diciembre último.

La semana pasada, en tanto, Bolsonaro afirmó que está listo para recibir a su par argentino "como a cualquier otro jefe de estado". 

Fuente: Infonews