El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, puso en marcha este jueves la iniciativa Canasta Ahorro, mediante la cual se ofrecerán 28 productos alimenticios a precios rebajados en 60 ferias de todo el país, y remarcó que el objetivo es que "el productor le venda directamente al consumidor".

El programa tendrá puntos en todo el país aunque muy focalizado en el Gran Buenos Aires, que presenta niveles de pobreza muy altos. Se busca tratar de apaciguar el peso de la inflación sobre todo en alimentos. 

"Sacando el tema del coronavirus, los dos problemas grandes que tenemos en los barrios son los precios de los alimentos y el endeudamiento de las familias", insistió Arroyo. 

El programa de Canasta Ahorro se enmarca en el Plan Federal de Ferias, y se ofrecerán productos fundamentales como leche en polvo y en sachet, yoghurt, queso crema, aceite mezcla, arroz largo fino, harina de trigo, leche en polvo, azúcar, yerba mate, puré de tomate, cacao, toallitas femeninas y lavandina.

"Son 28 productos que incluyen avena, leche, queso, carne y pescado, entre otros productos. Apuntamos a que el productor de pequeña escala le venda directamente al consumidor, sin intermediarios", dijo Arroyo. La canasta incluye precios muy por debajo del nivel que presentan en supermercados y comercios. 

Por ejemplo, la harina se vende a 38 pesos; el azúcar, a 48; la leche, a 55 pesos; y el yogur, a 65 pesos.