El presidente Alberto Fernández, junto al gobernador Axel Kicillof, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Seguridad, Sabina Frederic y Sergio Berni, entregaron este viernes 200 nuevos móviles policiales para Lomas de Zamora.

“Cuando invertimos en seguridad estamos invirtiendo en los que menos tienen para que la Argentina tenga un mejor estado de derecho” sostuvo el presidente y completó: “la primera víctima de la delincuencia es el ciudadano más humilde, y un estado de derecho debe garantizar que ese ciudadano pueda movilizarse con seguridad y sin temores”.

Por su parte, Axel Kicillof señaló que “en Lomas de Zamora estamos más que duplicando la cantidad de patrulleros, así va a ir pasando en 24 municipios, no va a ser un poster, ni una publicidad, ni un slogan, son hecho reales”, sostuvo el Gobernador. 

El anuncio está enmarcado dentro del Programa de Fortalecimiento de Seguridad para la Provincia de Buenos Aires presentado a mediados de septiembre que contempla una inversión total de $37.700 millones.

"Es plan más grande de los que se tenga memoria. Este no va a ser otro anuncio gigantesco que queda en la nada. A dos meses de la presentación lo estamos poniendo en marcha”, apuntó Axel Kicillof.

Para el distrito comandado por Martín Insaurralde, quien fue uno de los oradores del acto, significa pasar de 150 a 350 patrulleros, un incremento de más del 130% en la flota.

Kicillof también le pidió a “algunos dirigentes trasnochados de la oposición” que recuerden que el actual "no es año de campaña sino de pandemia" y apuntó que la sociedad lo está atravesando "con sacrificios y esfuerzos".

El programa también contempla en total la compra de 2.000 nuevos móviles, el arreglo de 96 comisarías, la construcción de 5.000 plazas penitenciarias y la incorporación de fuerzas federales en el territorio provincial.

“Que estos móviles empiecen a circular y poner más cámaras significa que el Estado de derecho controla, las penas en un estado de derecho tienen que ser cumplidas”, sostuvo el Presidente por su parte.

En ese sentido, el Presidente explicó que “las penas en el estado de derecho deben ser cumplidas de modo tal que quien las cumpla pueda finalmente reinsertarse a la vida social, por eso que la Justicia funcione va a permitir las condenas en tiempo y forma”.

En tanto, Insaurralde marcó que se están implementando “políticas públicas soñadas”, remarcó la necesidad de “trabajar unidos” y agradeció a todos los policías “que se pusieron al frente de la reconstrucción de la seguridad ciudadana”.