La Cámara de Dolores sobreseyó al rugbier Alejo Milanesi, de la causa que investiga el asesinato de Fernando Báez Sosa en un boliche de Villa Gesell en enero 2020. En febrero del 2020, Milanesi había quedado en libertad junto a Juan Pedro Guarino, quien está sobreseído.

En ese momento, Fernando Burlando, abogado de la familia Báez Sosa, había solicitado que igualmente se lo lleve a juicio junto a los imputados, algo que fue aceptado por el Juez de Garantías Mancinelli.

Alejo Milanesi, el único rugbier que no fue reconocido por los testigos del crimen de Fernando Báez Sosa, presentó escoriaciones en las manos, compatibles con arañazos, lo que podría ser un indicio de un intento de defensa de la víctima.

De acuerdo a los datos que trascendieron del expediente judicial, Milanesi, de 20 años, presentó en los estudios médicos "escoriaciones lineales en tres dedos de la mano derecha y en la zona dorsal, lesiones compatibles con arañazos".

Este miércoles, la Cámara de Dolores revocó la decisión del Juez y lo sobreseyó definitivamente, dado que la fiscal que investiga la causa lo había pedido ya que no hay pruebas en contra ni de Milanesi ni de Guarino.

Según trascendió, no hay manchas de sangre en sus zapatillas, tampoco fueron reconocidos en las ruedas de reconocimiento ni se los ubica en la escena del crimen. Lo mismo sucede en el peritaje que se hizo en los celulares de los jóvenes y no hay mensajes que los comprometa en el chat que tenían los jóvenes.