Cristina Kirchner prorrogó hasta el 1 de marzo el protocolo de sesiones remotas, mientras que en Diputados el panorama es más complejo: por carta, los jefes de de Juntos por el Cambio le pidieron a Sergio Massa retomar las reuniones presenciales en diciembre.

Se basaron en el nuevo decreto que terminó con el aislamiento social en el área metropolitana por la pandemia y se reemplazó por un distanciamiento, para considerar que "es tiempo de volver a funcionar de manera presencial en todos los ámbitos del Congreso de la Nación, para el trabajo tanto de comisiones como en las sesiones".

La carta está firmada por los diputados Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica). "Si todas las actividades sociales, económicas y productivas han vuelto, no hay razón alguna para que la actividad legislativa que es una actividad esencial, continúe funcionando bajo la excepcionalidad del protocolo de sesiones remotas", señalaron.

El protocolo de la Cámara de Diputados contempla la posibilidad de sesiones presenciales si un bloque lo pide, aunque no obliga a todos los legisladores a asistir: pueden faltar los que se encuentren en edad de riesgo y lo documenten. 

Así se definió el 8 de septiembre, una semana después de una frustrada reunión de jefes de bloque para negociar la continuidad de las sesiones virtuales. El Frente de Todos quería que siguieran sin restricciones y Juntos por el Cambio irrumpió en el recinto con 80 diputados para pedir debatir de modo tradicional. 

Sin embargo, cuando volvieron las sesiones presenciales con el presupuesto y el impuesto a la riqueza no hubo chequeo de las ausencias y el recinto se pobló en su mayoría de diputados de Cambiemos. Sus referentes piden que desde el martes no haya excusas para faltar y si existe un problema médico se justifique con licencia y reemplazo tanto para comisiones como en el recinto, como antes de la llegada del Covid 19. 

Uno de los promotores de la vuelta a las sesiones presenciales es Fernando Iglesias, diputado del PRO, quien reforzó su reclamo ante las manifestaciones en homenaje a Diego Maradona. "Habilitan un millón de asistentes a un velorio en la Casa Rosada pero prorrogan por cuatro meses las sesiones virtuales en el Senado, estando disponible el recinto de Diputados: 257 lugares para 72 senadores", se quejó. 

Fernando A. Iglesias on Twitter

El protocolo será el mismo que rige desde octubre y contempla la posibilidad de permanecer en el recinto a las autoridades de la Cámara, a 2 representantes del Frente de Todos, 2 de Cambiemos y 1 por cada bloque chico. El jefe de Cambiemos Luis Naidenoff lo aceptó pero consiguió que le permitan rotar entre sus senadores que permanecen en el recinto, para que no haya descontentos. 

Fuente: La Política Online