El secretario estratégico de la Cancillería, Daniel Filmus, adelantó este jueves que Argentina seguirá presentando "notas formales" ante Chile y organismos internacionales, para resolver el conflicto por la plataforma continental cuya demarcación fue aprobada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 2016.

"Argentina va a seguir presentando notas formales y documentos frente a Chile y frente a Naciones Unidas y a la Comisión de Plataforma Continental, pero no hay nada que discutir porque la resolución aprobada en el 2016 es obligatoria", señaló Filmus esta mañana en diálogo con la radio online Futuröck.

"La situación ameritó que ayer todo el arco político argentino en el Senado rechace el pedido chileno y reafirme nuestra soberanía sobre la plataforma continental", agregó.

Esta mañana senadores del oficialismo y de la oposición avanzaron en la firma de un proyecto de declaración para expresar el "más enérgico rechazo" del Senado de la Nación a la "pretensión del gobierno de la República de Chile de extender su plataforma continental", y que será refrendado en el recinto de la Cámara alta durante la próxima sesión.

"Me pareció saludable que los senadores de Cambiemos ratificaran nuestro comunicado por el conflicto con Chile y dieran la espalda al comunicado de Patricia Bullrich, que era una vergüenza y que nadie reivindicó", señaló Filmus.

El secretario estratégico de la Cancillería, explicó que Argentina "hizo un trabajo enorme" desde el año 98 hasta el 2009 para presentar un proyecto de plataforma continental a Naciones Unidas, que fue finalmente aprobado por el organismo en 2016.

"Ahora nos enteramos que Piñera, un Gobierno que está saliendo y no en las mejores condiciones, impuso un decreto donde avanza sobre esta plataforma continental que Argentina ya había aprobado y también avanza sobre aguas internacionales, aguas que son patrimonio de la humanidad", siguió Filmus.

El funcionario indicó que la medida que tomó Chile también está violando el Acuerdo de Paz y Amistad con Argentina de 1984, ya que "avanza cerca de 200 millas sobre el meridiano establecido en aquel entonces".

A su vez señaló que el acuerdo bilateral "tiene mecanismos para resolver este tipo de situaciones y el único camino siempre es el diálogo".

Finalmente sostuvo que, la decisión del gobierno chileno de establecer una nueva demarcación de la plataforma marina en aguas argentinas "tiene que ver más con situaciones internas de Chile que con el derecho internacional".