“Es un disparate que no puede sostener nadie, ningún funcionario en su sano juicio puede abrir las cárceles con ninguna excusa -sea la pandemia o cualquier otra- para liberar gente procesada o condenada”, aseguró Martín Mena, segundo en el ministerio de Justicia nacional. Además, brindó cifras: en 2020, salieron menos presos de las cárceles que durante los dos últimos años macristas. ¿Y ahora?

Tanto la dirigencia opositora como los grandes medios insistieron durante todo el año pasado con una "noticia" que era fake news: el gobierno nacional quería hacer salir masivamente a los presos de las cárceles, con la excusa del coronavirus. ¿Para qué haría eso? ¿No es la Justicia la que puede definir la situación de un detenido? Para el relato opositor nada importó. 

“Por todo concepto, como libertad, cumplimiento de pena, traslados o arresto domiciliario” 13.200 personas, en 2018. Fueron -según indicó- 15.200, en 2019; y 9108, el año pasado, durante la primera ola de Covid", describió el funcionario nacional. 

“Se instaló una realidad porque era un discurso relativamente sencillo y fácil de que hubo una suelta masiva de presos por la pandemia. Nadie en su sano juicio puede hacer eso y no ocurrió”, insistió Mena. 

“La pandemia generó esa discusión, la discusión se dio. Pandemia mediante salieron 5500 personas menos respecto de 2019 y no veo a nadie reclamándole a Macri y a Garavano, qué hicieron con los presos”, remarcó, con respecto a la administración de Cambiemos.