Otro papelón más del llamado periodismo "profesional" o "independiente". Ahora, entrevistaron a la "vecina de arriba" de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en su domicilio en Recoleta. 

"A mí me parece que se percibe a sí misma como un ser superior o por ahí yo la veo así", aseguró la mujer, algo absolutamente irrelevante. La mujer aprovechó la nota para reivindicar al policía Chocobar, que fue condenado por la justicia por fusilar a una persona indefensa en el piso. Total normalidad. 

Para lograr un segundo de fama, la señora insistió: "Si, la escucho, grita mucho esa mujer. Llama a un tal Mariano, debe ser el secretario. Con el hijo no se está gritando tanto porque él ahora debe estar poniéndole los límites. La escucho por el aire luz, cuando está tomando el desayuno. Pero ahora está todo muy tranquilo. Pienso que debe estar un poco triste", afirmó. 

Después de hablar una hora sobre Cristina, la mujer cerró: "No tengo ganas de hablar de la vecina". En fin.