El militante del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado, Sebastián Rodrigo Romero, que se encontraba prófugo de la Justicia por haber disparado un mortero en medio de las protestas en Plaza Congreso contra la Reforma Previsional que impulsó el gobierno de Macri en diciembre de 2017, fue detenido este jueves en la localidad uruguaya de Chuy, según informaron a Télam fuentes del Ministerio de Seguridad y de la defensa del activista.

Romero se encontraba prófugo en la causa desde comienzos de 2018, reportaron las fuentes del ministerio y manifestaron que fue capturado por personal de la Policía Nacional de la República Oriental.

La detención se produjo "en momentos en que éste se encontraba en la zona fronteriza entre el país oriental y Brasil, es decir en la ciudad de Chuy, departamento Rocha".

Sobre Romero, precisaron las fuentes del Ministerio de Seguridad, "pesaba una orden de captura internacional por 'lesiones en agresión, intimidación pública y atentado contra la autoridad, este último agravado por haber sido cometido a mano armada y por una reunión de más de tres personas'".

"Previo trámite de extradición, Romero será entregado a la Policía Federal Argentina, para que ésta continúe las acciones judiciales ordenadas en el país", manifestaron.

El abogado defensor de Romero, Martín Alderete, indicó en declaraciones a Télam que "lo detuvieron en un campo y se entregó sin ofrecer resistencia. Era algo que estaba evaluando en los últimos días".

"Quiere presentarse y declarar ante la Justicia. No va a obstaculizar el proceso de extradición y creo que en menos de 30 días estará en el país", aseguró el representante legal.

El letrado afirmó a esta agencia que las autoridades argentinas le confirmaron la aprehensión de su defendido, pero aclaró que aún no tomó contacto con el militante ni con el Juzgado Federal 12, en el que se tramita la causa.

Durante las manifestaciones, Romero fue fotografiado y filmado cuando disparaba un mortero sostenido a un palo en dirección a donde se ubicaban los efectivos policiales desplegados en Plaza Congreso mientras en la Cámara de Diputados se sesionaba para aprobar la iniciativa.

Esas imágenes protagonizadas por Romero fueron muy difundidas por los medios de comunicación y en base a ellas se presentó una causa contra este integrante del PTSU por el delito de "intimidación pública y resistencia a la autoridad".

"En principio la acusación es esa. Tendremos que ver si no hay otra imputación vinculada con lesiones hacia algún efectivo policial, pero hasta ahora no sabemos nada. El lunes vamos a ponernos en contacto con el juzgado y veremos cómo sigue la causa", apunto el abogado.

Bajo esta imputación es juzgado en la actualidad Daniel Ruiz, otro militante de ese espacio político, y que es representado por Alderete.

Según fuentes policiales, la detención de Romero se produjo tras un operativo de Interpol Uruguay en colaboración con sus pares argentinos de la Policía Federal.

La captura internacional de Romero había sido pedida en febrero de 2018 y por entonces se había fijado una recompensa de 1 millón de pesos.

Fuente: Minuto Uno