Julian Cook, ex CEO de Flybondi y quien ocupaba un banco en el directorio de la low cost, anunció su escapada del país tras el triunfo electoral de Alberto Fernández, no sin antes hablar del “cáncer del peronismo".

Pero no pasaron muchas horas para que la compañía se desligara de sus dichos y hasta del ejectivo: "El Directorio de Flybondi solicitó y recibió la renuncia de Julian Cook como director”, anunció la compañía por redes sociales.

“Flybondi no es una organización política. Nuestra lealtad es con nuestros pasajeros y con poder ofrecer viajes aéreos convenientes, seguros y accesibles para todos los argentinos”, completó mediante un comunicado oficial.

Cook, amigo de Macri y sobre todo de Guillermo Dietrich, había sido relevado como director ejecutivo de la aerolínea en diciembre del año pasado, a raíz de las numerosas denuncias judiciales contra la empresa y las innumerables fallas técnicas que sufrían los aviones blancoamarillos.

Fuente: Diario Registrado