Flybondi quedó una vez más en el centro de la controversia después de devolver una aeronave que utilizó durante un año en la Argentina y la misma no fue aceptada por ninguna aerolínea de pasajeros del mundo. Sólo fue admitida para llevar carga.

El avión llegó a las manos de la polémica low cost luego de pertenecer a una compañía de bajo costo tailandesa que está clasificada como una de las aerolíneas más peligrosas del mundo según un sitio web especializado.

Durante el tiempo que perteneció a Flybondi esta nave fue protagonista de reiterados incidentes, fallas y severos problemas. El más grave fue el que produjo el 30 de diciembre de 2018 al regreso de un vuelo desde Asunción del Paraguay hacia la Base Militar de El Palomar. Durante el trayecto, se reventó el neumático del avión y los pilotos tuvieron que aterrizar de emergencia en Ezeiza. La decisión de evitar al cuestionado aeropuerto de El Palomar fue debido a la peligrosidad del mismo. Es que la pista no garantizaba un aterrizaje sin accidentes porque no cumple con las condiciones reglamentarias mínimas de seguridad aeronáutica mundial.

Fuente: Diario Registrado