En las redes sociales, el macrismo llamó al primer cacerolazo contra el Gobierno de Alberto Fernández, que lleva solo 7 días en el poder. Sin embargo, la convocatoria al "histórico 18D" fue un fracaso absoluto: menos de mil personas decidieron movilizarse a la puerta del Congreso. 

Los caceroleros, en su mayoría gente grande y de clase media - alta, protestaron contra el proyecto de ley que el peronismo envió al Parlamento para tratar de revertir la grave crisis económica que vive el país. El responsable de la situación es el gobierno de Mauricio Macri, que terminó su mandato con 50% de inflación, 40% de pobres y deuda externa récord. 

Como era de esperar, las redes se rieron de la pobre convocatoria, que duró solo unos minutos.