El exministro del Interior durante el gobierno de Cambiemos, Rogelio Frigerio, tomó distancia de Mauricio Macri y aseguró que la denuncia por escuchas ilegales "es muy grave". “Es demasiado grave la acusación para opinar sin fundamento. Hay que dejar actuar a la Justicia y esperar que esto no sea así, que no hubo por parte del Estado una decisión de espiar, no importa a quien", aseguró.

Hasta el momento, tanto Macri como otros ex funcionarios amarillos le bajaron el precio a la denuncia y aseguraron que "son tareas normales". ¿Normal perseguir y escuchar a dirigentes opositores?

Para Frigerio, en cambio, la denuncia es grave. Y fue más allá: "Quiero creer que esto no emanó de una orden del Poder Ejecutivo”, expresó en una clara señal a Macri.