Luego de conocerse el viaje de una comitiva argentina A Moscú, encabezada por la Viceministra de Salud, Carla Vizzotti, el gobierno renovó sus expectativas en contar con la vacuna rusa, la Sputnik V, que se encuentra en la última fase de testeos y aparece en el mundo como una de las más avanzadas.

Tras el regreso a nuestro país, la viceministra envió a las provincias un comunicado para que comiencen con la planificación de un plan de vacunación masivo que será destinado, en una primera etapa, a personal de salud, personas mayores de 60 años y adultos con factores de riesgo. Además, se buscará incluir a docentes y policías.

De forma paralela, el gobierno inició los procesos de compras de jeringas, agujas, y todos los elementos necesarios para el armado de los puntos de vacunación con la idea de contar con toda la logística una vez que apruebe la vacuna. En ese sentido, indicaron que esperan contar con la vacuna en diciembre de este año. Para ello, también se comenzó con la capacitación de vacunadores.

 "Yo creo que, sobre fin de año y principio del año que viene, empezaremos a vacunar. Queremos que la vacunación sea muy masiva y gratuita, y que esté disponible lo antes posible", había anunciado días atrás el ministro de Salud, Ginés González García.

Un dato político a tener en cuenta fue el encuentro que mantuvieron la semana pasada la vicepresidenta, Cristina Kirchner, con el embajador ruso Dmitry V. Feoktistov, en el marco de la fluida relación que mantiene la ex presidenta con el Vladimir Putin, presidente de la Federación Rusa.