La Asociación Bancaria, los bancos públicos y privados nacionales, sumado a entidades representativas de las empresas de la industria, el comercio y los servicios de capital nacional con representación en todo el país Cgera y Apyme, expresaron su repudio al ataque del que fue víctima el diputado nacional Carlos Heller y el boicot contra la banca cooperativa orquestada por entidades rurales vinculadas a CRA, como forma de protesta contra el aporte solidario y extraordinario de las grandes fortunas que debate el Congreso.

Las sociedades rurales de Rojas, Pergamino, San Pedro y Baradero y las asociaciones de productores de San Antonio de Areco, Arrecifes y Carmen de Areco, junto a la Asociación Rural de General Rodríguez, hicieron público un comunicado llamando a los productores a "cerrar sus cuentas en el Banco Credicoop", como forma de repudio al diputado del Frente de Todos Carlos Heller, presidente de la entidad y dirigente cooperativo.

“Repudiamos la campaña golpista antisocial y antinacional contra el diputado Carlos Heller por su posición sobre el necesario impuesto a la riqueza y contra el banco Credicoop, fuente de trabajo de miles de bancarias y bancarias”, señala la declaración que el referente de La Bancaria, Sergio Palazzo, compartió en su cuenta de twitter.

Allí recuerda que la entidad cooperativa “se distingue por tener el 50% de sus sucursales en áreas agrícolas ganaderas, en un 30% de ellas comparte presencia únicamente con la banca pública, y sólo un 14% está en el Area Metropolitana de Buenos Aires”.

En tanto que la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), reivindicó este miércoles el rol del Banco y al diputado atacado. “Tanto el Banco Credicoop como Carlos Heller, han acompañado a las pymes en los momentos más difíciles y es una barbaridad lo que han hecho de pedir sacar los depósitos”, manifestó Marcelo Fernández, Presidente de Cgera.

“Estamos sorprendidos ante una actitud claramente antidemocrática, que busca escrachar a Heller y la entidad que preside por impulsar el impuesto extraordinario a las grandes fortunas”, agregó Marcelo Fernández.

A su vez, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) repudió el ataque de ese grupo de sociedades rurales de la provincia de Buenos Aires al diputado nacional Carlos Heller y a la entidad que preside, el Banco Credicoop."Apyme considera que la actitud de esas organizaciones es contraria al orden democrático al atacar la figura del diputado a raíz de la presentación de un proyecto que, de convertirse en ley, estará expresando ni más ni menos que la voluntad de la ciudadanía".

"Las sociedades rurales agresoras evidencian su acotada representación toda vez que atacan a una entidad que, junto con los bancos públicos, apoya ampliamente la actividad de los pequeños y medianos productores en las economías regionales, allí donde la banca privada no tiene presencia por su escasa vocación de fomento de la actividad productiva nacional", sostiene el comunicado.