El Bloque del Frente de Todos de la Legislatura Porteña respaldó en un comunicado la medida del gobierno nacional de enviar dispositivos y garantizar la conectividad de 6.5000 alumnos y alumnas de la Ciudad de Buenos Aires para evitar poner en riesgo la salud de chicos y sus familiares ante la intención del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta del retorno de clases presenciales.   

En ese sentido, legisladores del Frente de Todos resaltaron la medida del Ministerio de Educación de Nación que “garantiza la continuidad pedagógica que hasta el día de hoy Horacio Rodríguez Larreta no pudo garantizar a pesar de haber sido obligado por la justicia porteña a entregar los dispositivos necesarios a los alumnos y alumnas de los barrios vulnerables”.

A continuación, el comunicado completo del bloque de Legisladores porteños del Frente de Todos:

DEBEMOS REGRESAR A LAS AULAS SOLO CUANDO LA SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA LO PERMITA

Manifestamos nuestro apoyo a las medidas que el gobierno nacional “con decisión y voluntad política” resolvió disponer, los dispositivos y la conectividad a 6500 alumnas y alumnos de la Ciudad de Buenos Aires, y de esta forma no poner en riesgo su salud y la de la comunidad educativa con la reapertura de edificios.

Desde el diálogo responsable con todos los sectores involucrados, la cartera educativa nacional que conduce Nicolas Trotta propone garantizar la continuidad pedagógica de chicas y chicos de los sectores más vulnerables de CABA que perdieron el contacto con la escuela por la pandemia y puedan retomar su escolaridad.

Tenemos claro que las decisiones eran a la inversa de lo que proponía la ministra Soledad Acuña y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta. No eran las chicas y chicos vulnerables quienes debían trasladarse exponiéndose al contagio a las escuelas, sino que el Estado debía encontrar la forma de que la escuela vaya hacia ellos.

Desde el primer día exigimos al gobierno de la Ciudad medidas para resolver las dificultades y fue por la iniciativa nacional que se pudo resolver la situación sin que la Ciudad más rica del país haya invertido recursos propios o asignado partidas extraordinarias.

Debemos seguir dialogando en la construcción del regreso a las aulas en CABA sólo “cuando la situación epidemiológica lo permita”.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y su ministra de educación Soledad Acuña insisten en la reapertura de edificios y el regreso a las aulas paulatino como parte de un proyecto general de aperturas en distintos rubros.

El efecto demostración de CABA repercute muy negativamente. Porque ¿cómo solicitamos a distritos y provincias que mantengan cerrados comercios y escuelas si cruzando General Paz parece que está todo abierto?

En medio de la pandemia mundial que vivimos, Argentina cuenta con la ventaja de los ejemplos de países europeos que a las pocas semanas de la apertura, volvieron a cerrar ante el contagio de miles de estudiantes y docentes que provocaron un rebrote en las ciudades más importantes. Lo mismo ocurrió en provincias argentinas que retrocedieron de fase por la escalada de contagios.

Los argentinos estamos atravesando momentos críticos a causa de la pandemia. Por eso, es necesario que los que tienen responsabilidades políticas actúen con seriedad y responsabilidad.

Hablan de la Secundaria del Futuro. En diez años de gestión macrista en la Ciudad de Buenos Aires desfinanciaron el presupuesto de Educación en más de 10 puntos y las maestras y maestros tienen que dar clases vía Zoom porque después de 13 años no pudieron crear una plataforma virtual para que las alumnas y alumnos se conecten.