El intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, denunció este miércoles una serie de amenazas y aprietes por parte de funcionarios de María Eugenia Vidal. En concreto, reveló que durante un operativo de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) en el que hubo suspensiones y hasta clausuras de comercio, los funcionarios amenazaron a comerciantes por los malos resultados de Juntos por el Cambio en las PASO.

En declaraciones a C5N, Descalzo relató: “En el día de ayer hubo operativos de ARBA. Lo cierto es que vinieron a verme comerciantes de un barrio bastante humilde y la verdad que da bronca e impotencia las cosas que te trasladan”, dijo.

En ese sentido, Descalzo denunció que los funcionarios de la Provincia han clausurado, puesto multas y notificaciones, al tiempo que amenazaron a comerciantes. “Estas cosas pasan porque votaron mal, así como sube el dólar y va a seguir subiendo. Fíjense lo que van a hacer”, relató.

Alberto Descalzo 🇦🇷 en Twitter

“A unos los han clausurados, a otros han puesto multas, notificaciones. Me hice presente ante la camioneta de ARBA y les pedí que dejen el lugar”, detalló el intendente de Ituzaingó. Además, agregó que mantuvo diálogo con Magalí García, Jefa de Departamento de Fiscalización de ARBA, para reclamar el cese de las suspensiones de actividades y las sanciones a locales del Municipio.

“Le dije que me está generando problemas sociales, que en esos barrios nosotros repartimos comida, y que tengan conciencia de dónde tienen que hacer este tipo de operativos”, dijo. “Este revanchismo no lo podemos permitir”, remató Descalzo.

Por su parte, en declaraciones a medios locales, uno de los comerciantes intimados agregó: “Me dijeron ‘esto es para que aprendan a votar bien’”. Por su parte, Pablo, un comerciante de la zona, agregó: “Vinieron a extorsionarnos después de cómo resultaron las elecciones; agradecemos la intervención del Intendente que vino a poner la cara y hablar con la gente del operativo para que pararan”.