Marcos Galperín dejó de ser el CEO y presidente de Mercado Libre. La decisión se conoce diez días después de que el ejecutivo fue denunciado penalmente por el posible acceso a información privilegiada, a raíz de la maniobra con la venta de Lecaps antes del reperfilamiento de Macri.

La firma anunció que Galperín renunció a sus cargos y será reemplazado por el brasileño Stelleo Passos Tolda, que hasta ahora se desempeñaba como COO de la compañía y manejaba el negocio en Brasil, el más importante para Mercado Libre. Galperín continuará con un cargo para Latinoamérica en la empresa.

Aunque en Mercado Libre intentaron bajarle el tono a la salida, lo real es que se da en un momento de fuertes turbulencias para el empresario, que enfrenta una denuncia muy seria del fiscal federal Guillermo Marijuan por posible acceso a información privilegiada.

Mercado Libre está consultando a los mejores y más caros estudios de abogados penalistas del país para que lo asesoren sobre esta causa y las posibles consecuencias. La salida de Galperín en ese contexto no parece casual.

La denuncia de Marijuan se basó en la información sobre la oportuna venta de $1.300 millones en Lecaps de Mercado Libre doce días antes del reperfilamiento de Macri. El fiscal sospecha que la empresa pudo haber tenido información que le permitió evitar que sus títulos caigan en default, algo que la firma niega.

Las suspicacias se generan por la conocida afinidad entre Galperín y Macri. El ejecutivo de Mercado Libre llegó a mostrarse sonriente fiscalizando para el macrismo en las elecciones. 

Por su parte, el ex presidente dio reiteradas muestras del favoritismo por su amigo a lo largo de su gestión. A fines de 2017, la AFIP le reclamó al gigante del comercio electrónico la devolución de 500 millones de pesos por impuestos no pagados y Macri salió al respaldo de la compañía, lo que forzó la renuncia del entonces titular del ente recaudador, Alberto Abad.

Casi paralelamente, Macri presionó a las autoridades del Banco Nación para destrabar un préstamo por $4.000 millones, uno de los mayores de la historia del banco hasta el escándalo con Vicentín. Justamente, la renuncia de Galperín se da en medio del avance judicial contra la cerealera y las ex autoridades del Banco.

Otro de los grandes beneficios para Mercado Libre durante el macrismo fue la ley de software, que le permitía grandes beneficios económicos. Alberto Fernández derogó esa ley, lo que generó un fuerte rechazo de la compañía.

El buen vínculo entre el gobierno de Macri y Mercado Libre se hizo evidente con el desembarco de distintos ex funcionarios macristas en el gigante del comercio electrónico. 

Fuente: La Política Online