Desde la semana que viene la Cámara de Diputados abrirá un plenario de comisiones para debatir el proyecto de ley de reforma del Impuesto a las Ganancias, que busca eximir a más de un millón de trabajadores del pago de este gravamen, y volcar esos recursos al mercado interno.

En este contexto, el Frente de Todos quiere votar esa iniciativa -que tiene un alto consenso de todas las fuerzas políticas- en la tercera semana de marzo, para que luego el Senado lo convierta en ley antes de abril para que ya pueda impactar en los salarios de los trabajadores en relación de dependencia.

El proyecto cuenta con el respaldo del oficialismo, se comenzará a discutir entre el martes y miércoles en un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Legislación del Trabajo, que conducen Carlos Heller y Vanesa Siley (FDT).

En un primer término, los legisladores avanzan en la iniciativa de excluir del gravamen al aguinaldo y sumar a concubinos.  Esta medida beneficiará a 1.267.000 personas del total de 2 millones de asalariados registrados que hoy pagan ese tributo

Fuentes parlamentarias señalaron que la intención es abrir el debate con una exposición de miembros del equipo del ministro de Economía, Martín Guzmán; de la titular de la AFIP, Mercedes Marco del Pont y de la Oficina de Presupuesto.

Los funcionarios darán su visión sobre el proyecto que aumenta la deducción especial del Impuesto a las Ganancias que se aplica a los trabajadores de la cuarta categoría, para que queden exentos del tributo los salarios de hasta 150 mil pesos brutos mensuales.

De esta manera, a los trabajadores que cobren hasta 124 mil pesos netos de sueldo no se les descontará el impuesto.

Esta medida beneficiará a 1.267.000 personas del total de 2 millones de asalariados registrados que hoy pagan ese tributo, según estimaron los autores del proyecto.

Además determina que los jubilados que perciban hasta ocho jubilaciones mínimas quedarán exentos del pago de Ganancias.

En otro orden, también sumarán al proyecto la posibilidad de que puedan deducir del gravamen a los concubinos, algo que hoy sólo está contemplado para las parejas que pasaron por el registro civil, es decir, asimila al concubino con el cónyuge para poder deducir a la carga de familia.

Otro punto del proyecto es como se implementará la rebajas entre los que ganan 150 mil pesos y hasta 173 mil pesos brutos también tendrán menores descuentos que en la actualidad, y lo más probable que se facultará al Gobierno para que pueda tomar las medidas para reducir el impacto del gravamen.

De esta manera, solo los salarios más altos de la pirámide pagarán los mismos valores que en la actualidad, ya que no se reforma la deducción especial ni otras deducciones, con lo cual se les descontarán los mismos valores que se aplican desde el 1 de enero, cuando se incrementó el 35% el Mínimo No imponible.