Gerardo Morales, instó al reposicionamiento del radicalismo a nivel nacional dentro de Juntos por el Cambio y a dejar de "hacerle el juego al PRO", al expresarse durante una convención provincial del partido en la capital jujeña.

Morales criticó durante su discurso "ciertas actitudes" de Patricia Bullrich, y "algunas decisiones tomadas" por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

"Seguimos siendo furgón de cola, cumpliendo las órdenes del PRO", insistió el gobernador al mencionar su desacuerdo con el respaldo opositor a la prórroga de las PASO, por ser un acuerdo del macrismo con el Gobierno Nacional.

"Es una medida poco inteligente y antiestratégica", remarcó Morales al señalar que habría que "fortalecer la coalición" de Juntos por el Cambio y darle "más institucionalidad".

Apuntó que no le gusta para nada el rol del radicalismo dentro Juntos por el Cambio, y expresó que de cara al futuro es necesario que el radicalismo tenga un candidato a presidente y que el próximo Gobierno Nacional "sea gobernado por la política, con un plan que mire a la gente y a las economías regionales".

El encuentro tuvo por objeto definir la estrategia electoral del partido de cara a la elecciones legislativas provinciales, previstas para el 27 de junio, y se ratificó además la "vocación frentista" del espacio como principal fuerza del Frente Cambia Jujuy, una coalición local que gobierna el distrito desde 2015.

Sobre las elecciones en la provincia, Morales dijo que buscan un buen resultado para sostener el proyecto que llevan adelante de transformación de Jujuy con el desafío "renovar la mayor cantidad de diputados y concejales, con argumento ideológico y los hechos y acciones de estos cinco años de gobierno".

Fuente: Política Argentina