El ministro de Salud de la Nación aseguró que la legalización del aborto es “inminente”, y confirmó que el proyecto que enviará el gobierno al Congreso eliminará cualquier penalización de la interrupción del embarazo.

En diálogo radial, el ministro confirmó que la eliminación de las penalizaciones, además de a las mujeres que decidan abortar, también alcanzarán a los profesionales que lleven a cabo la práctica, "salvo que lo hiciera fuera de los plazos y lo que dice la ley, no es que va a dejar sin sanción a quien lo haga fuera de ella", aclaró.

El titular de Salud había aclarado semanas atrás que se contemplará la figura de “objeción de conciencia”, siempre que se cumpla con la ley. En este sentido, dejó abierta la posibilidad a las instituciones privadas de carácter religioso a negarse a practicar la interrupción del embarazo.

“Es una opción, no es obligatorio. Es un derecho y es necesario desde la salud pública. Uno tiene que hacer lo que cree que es bueno para un país”, afirmó en este sentido el ministro.

Cabe recordar que el presidente Alberto Fernández confirmó que el proyecto será enviado este año al Congreso para darle tratamiento legislativo, sin embargo desde el Ejecutivo todavía no confirmaron la fecha de presentación del texto.

Por el momento se especula con que el aborto será uno de los ejes que abordará el presidente en su primer discurso de apertura de sesiones ordinarias el próximo 1 de marzo ante la Asamblea Legislativa.

Fuente: El País Digital