Ginés González García dio a conocer este viernes los detalles de la negociación que mantuvo con el laboratorio Pfizer por la compra de las vacunas contra el Covid 19 y explicó por qué resultó inconcluso.

“Pfizer fue la niña bonita, porque fue la primera. Los recibió el Presidente (Alberto Fernández), ofrecimos hacer fases clínicas acá, la hicieron, quisieron ampliarlas, lo hicimos. Fue la primera vacuna aceptada por ANMAT”, fustigó el exfuncionario en diálogo radial.

A más de dos meses de su salida del gabinete nacional, González García confesó sentirse "re podrido" por las acusaciones que se libraron alrededor de la adquisición del fármaco para la campaña de inoculación local.

“Posiblemente esté rompiendo la confidencialidad y me cueste algo. Pero estoy re podrido. Les ofrecimos algo hasta indigno, una firma de responsabilidad individual, de cada uno de los vacunados diciendo que no iban a hacer ningún reclamo”, amplió el extitular de la cartera sanitaria.

González García señaló que el laboratorio estadounidense pedía "otra ley" a la que sancionó el Congreso el 6 de noviembre de 2020 y que estipula responsabilidades en las firmas productoras de los fármacos. 

"Ellos lo que pedían era otra ley, y nosotros ya habíamos hecho otra ley. Indigno", continuó.

En la misma línea, el exfuncionario confesó que se sintió haberse excedido para en la confección de la normativa, por lo que instó a "legal y técnica" a "hacer algo juntos" con respecto a la reglamentación de Pfizer.

"No hay observación por Pfizer. Fue al Senado. Pasaron unos días y el Estado argentino promulgó la ley. Yo sentí siempre que no tenían vacunas suficientes y nos corrían el arco", amplió.

Fuente: Política Argentina