En el marco de las negociaciones que la Argentina lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para alcanzar una posibilidad de pago de la deuda que no ahogue al país, el canciller Santiago Cafiero marcó la importancia de poder ir por un buen acuerdo, antes que uno rápido.

“Necesitamos un buen acuerdo, no un acuerdo rápido”, marcó a Radio 10, al tiempo que señaló que "hay que hacerlo bien porque se juega la Argentina en esto, no se juega un Gobierno".

En ese plano, el exjefe de Gabinete de la Nación, marcó que esta problemática está en la agenda del Gobierno desde la llegada al poder en 2019, y sostuvo que “cuando Alberto y Cristina se comprometieron a resolver los problemas de la Argentina, sabíamos que teníamos que resolver estos problemas que eran heredados".

"El argentino que nos vota, nos vota para que le resolvamos los temas no para que le pongamos excusas", aseguró Cafiero. En la semana, el ministro de Economía, Martín Guzmán, se refirió en el mismo sentido. De cualquier manera, se espera que el Ejecutivo presente avances en un posible acuerdo antes de fin de año. El meollo de la cuestión: el gobierno quiere que el FMI le permita crecer para poder pagar la deuda que le dejó Mauricio Macri.