Este miércoles en una conferencia de prensa desde Casa de Gobierno, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, salió a desmentir que se haya vacunado a militantes políticos de manera irregular en Henderson, cabecera del distrito de Hipólito Irigoyen.

“Queremos desmentir rotundamente esa información”, sostuvo el titular de la cartera sanitaria, quien estaba acompañado del gobernador Axel Kicillof. La operación contra la campaña de vacunación partió del bloque de concejales de Juntos por el Cambio de ese municipio y fue replicada por la bancada de diputados provinciales.   

En ese contexto, Gollan explicó que “algunos municipios chicos al comienzo del plan de vacunación recibieron 450 dosis porque así venían los empaques y en esos distritos excedieron la cantidad de personal de salud, por eso continuaron con bomberos y personal de seguridad”.

De acuerdo a lo señaló el funcionario provincial, por estos días se implementó una alternativa de fraccionamiento en unidades más pequeñas que permitió corregir la cantidad de dosis que recibe cada comuna. “Fueron casos en donde se usaron vacunas para no descartar las dosis”, agregó.

Gollan también detalló que algunos días hubo anotadas en Henderson cuatro personas, cuando las vacunas vienen de a cinco dosis, por eso “se llamó a un quinto” para que “las vacunas no sean descartadas y tiradas a la basura por orden expresa del Ministerio”, explicó.

“Fueron nueve casos que se usaron para no descartar dosis, que eran trabajadores del Municipio y que, eventualmente, podrían ser militantes de manera concomitante, pero no se les aplicó en su calidad de militantes”, sostuvo el Ministro.

En esa línea, Gollan atribuyó la denuncia que partió de Juntos por el Cambio a operaciones de “politiquería barata” y de “periodismo de baja calaña”. “Les pedimos que por favor no sigan poniendo palos en la rueda”, cerró el responsable de la cartera sanitaria.

Fue el concejal de Juntos por el Cambio Luis Pérez quien acusó a la gestión del intendente del Frente de Todos, Ignacio Pugnaloni, de usar un remanente de 100 vacunas Sputnik V para inmunizar a “ciertas personas elegidas sin ningún criterio”.

El portal Diputados Bonaerenses agregó que fue el propio concejal opositor de Hipólito Irigoyen quien detalló que advirtieron la situación por “publicaciones en redes sociales donde se ve que se vacunaron militantes del Frente de Todos, personas allegadas al Ejecutivo y gente que vino de Capital Federal".

Por otra parte, el reclamo local fue acompañado por el diputado provincial Luciano Bugallo con un pedido de informes sobre el cumplimiento del plan estratégico de vacunación contra el Covid– 19, “atento a las denuncias públicas que indican que se habría vacunado a funcionarios políticos del gobierno local del Frente de Todos”.

“Como hemos venido denunciando desde que inició la campaña de vacunación, el kirchnerismo ha utilizado la Sputnik-V como un recurso político partidario, pasando por alto cualquier criterio sanitario, para beneficiar a funcionarios y militantes”, fustigó Bugallo.